martes, 4 de abril de 2017

SI LAS PROMESAS SE CUMPLIERAN, ¿SE IMAGINAN?

Hola amigos; acabo de llegar de un viaje a la hermosa Huancavelica.
Muchos me dijeron que era de riesgo ir ya que habían  problemas en las carreteras y derrumbes de la montaña; gracias a la magia interna y externa todo salió bien.
Encontré a una ciudad amable, limpia y ordenada; pequeña y sencilla con muchas ganas de mantener sus tradiciones.
Saben que el objetivo del viaje fue visitar centros poblados que se encuentran en real miseria; no es pobreza, Huancavelica no es  pobre lo que sucede es que tienen muchos centros poblados cercanos que viven sin ningún tipo de ayuda y totalmente en el olvido. Debimos ir con cautela por que aún hay signos de terrorismo por el límite con Huancayo. Con cautela y respeto siempre.

¿Cómo sobreviven los niños que tienen sus pequeñas casas en los centros poblados?
1.- Trabajan desde los tres años, bajan todos los días a la ciudad a vender caramelos o a ofrecer servicio de limpieza de zapatos.
2.- Si no hay para el pasaje, pues no se va a la escuela pública.
3.- Si no hay alimento, pues no se come.
4.- ¿La Municipalidad?, mejor no opinemos.
5.- ¿El Alcalde? ... mejor tampoco opinemos, por que brilla por su ausencia.



En estos centros poblados las madres y padres son muy fuertes, trabajan mucho y no hay parte de sus cuerpos que no tengan alguna marca o cicatriz.
Estuvimos en el Centro Poblado de "Sachapite", un pueblito que parecía perdido en el tiempo; muy dulce al encontrarnos con tanto amor que venía de personas tan pequeñas y con almas tan puras que no importa la lluvia ni el mal clima; vamos a dar lo que mejor sabemos dar que es el conocimiento.

Más allá de las donaciones, estas personas viven de las promesas; ellos no saben que estas promesas no se cumplirán pues carecen de conocimiento.
¿Se imaginan si todas las promesas se cumplieran? ¿ Si por cada selfie que nos tomamos donáramos un sol?, ¿Si por cada mentira que decimos se donara alimento?; el sólo ser buena persona parece que lo arreglaría todo. Una persona honesta, sin miedo y sin pelos en la lengua. El típico perfil que no le cae a nadie pero que trabaja en base a resultados.

No hay peor promesa ni peor daño que prometernos a nosotros mismos que haremos algo cuando sabemos en el interior que no somos capaces de hacerlo.
No se trata de quién ha vivido más, o de quién tiene más maestrías ni doctorados. Todo se aprende en base a la experiencia; sino vives, no aprendes; si no fallas, no aprendes; si no sales de tu zona cómoda pues no vas a aprender y la vida sigue y sigue sin que nadie la detenga.



Mi trabajo es muy simple para el que no lo entiende aún; se trata de llevar experiencias de vida a personas que probablemente nunca las recibirán. Esos detalles que te hace sentir importante, ese abrazo de alguien desconocido que te dice "oye, lo estás haciendo bien".

Nadie sabe que pasará mañana, nadie sabe que será posible o imposible; pero existen dos tipos de personas; las que eligen ver los que lo demás hacen y las que deciden hacer lo que los demás ven.
No es fácil pero les juro que es muy gratificante.

Por que no existe abrazo y beso más inocente que el de un niño, nadie más honesto que un pequeño y sus deseos. Y si nos vamos a prometer actuar, que sea una promesa viva y no dure sólo un par de meses. Recordemos que es trabajo y el trabajo cuesta.


Vamos a seguir adelante, con lo que tenemos, con lo que podemos y no podemos por que lo que no podemos lo podemos cambiar. Podemos encontrar la fórmula de hacer que las cosas funcionen y no se trata de que exista mucha ciencia; se trata tan sólo de las ganas y la motivación.

Deja el ego a un lado. Olvídate de ser el mejor un rato. No compitas con nadie, no discutas con nadie. Desinfectante de todo aquello que te genere malestar y repite el ejercicio las veces que necesites hacerlo.

Un abrazo

Fátima


1 comentario:

  1. que lindo lo q haces fayima , mis respetos.

    ResponderEliminar